Después de haber llevado a cabo la etapa de siembra, la planta es cuidada hasta que pueda ser injertada. Aquí es donde se procede a injertos en el tronco principal dando así la planta fruta de calidad. Después pasa a la fase de cuidado hasta que la planta alcanza el crecimiento suficiente para ser puesta en venta.

O cuidado diário com as nossas árvores